Artículos etiquetados como ‘cine español’

La herencia Valdemar: Lovecraft meets Garci

Domingo, Enero 24th, 2010

240110-2-la-herencia-valdemar

Crítica al estilo díptico: segunda (y por mis castas, última) parte

Lo que me temía. No quiero gastar mucho tiempo en esto. Los temores no resultaron ser infundados. Ponte en situación. La herencia Valdemar es un díptico. Una historia convenientemente cercenada en dos películas. Y dos entradas. Ver la peli completa va a costar unos trece o catorce euros.

No veas si es listo el Alemán

El alemán sabemos que es eficiente y rentable. El alemán de Germania. Porque el Alemán de España es un zorro más listo que el hambre. El tipo vende la burra de una película de gran presupuesto (13 millones de euros) sin el amparo de subvenciones públicas (con la salvedad de lasconcedidas por el Gobierno cántabro por localizar exteriores en la región). Atento: nos vende la burra. No son 13 millones por una peli, sino por dos. Dos pelis que, insisto, nos van a cobrar el doble.

Porque La herencia Valdemar no tiene conclusión

Esta estafa primera parte sitúa en escena al espectador y narra, fundamentalmente, los hechos acaecidos en la mansión Valdemar durante el siglo XIX. Los misterios de la era presente quedan astutamente guardados en el arcón de la falsa secuela que veremos tras el verano.… Leer el resto de la entrada »

La herencia Valdemar: avance (porque el que avisa no es traidor)

Domingo, Enero 24th, 2010

240110-la-herencia-valdemar

Crítica al estilo díptico: primera parte

Porque es lo que me espera. Hoy trataré de ver La herencia Valdemar, película española avalada por los más de 13 millones de euros de presupuesto que han salido del bolsillo de su acaudalado director, José Luís Alemán.

Anoche me previnieron de la película como quien es advertido de un mal antiguo y primigenio en las novelas de Lovecraft que La herencia Valdemar toma como referencias. Donde en aquellas decían “no te adentres más allá del sello de R’lyeh, yo escuché “al loro, que menudo truño te vas a tragar”. Después de informarme un poco, me temo lo peor.

La herencia Valdemar se sube al carro del timo que puso de moda Quentin Tarantino. Filmar una película como un díptico en el que, por supuesto, debes pasar dos veces por caja para conocer el relato entero. Detesto ese recurso para sacar pelas del ya extorsionado espectador (precios de infarto por entradas, salas en las que parece que compartirmos estancia en el salón de la casa de un desconocido, hipertrofia publicitaria antes de la proyección…), y por supuesto, he buscado copia de descarga (ley de mercado, señor Alemán: si usted me intenta tomar el pelo dejándome a medias, yo me busco la vida).… Leer el resto de la entrada »