0888 888 888: ¡maldito número!

0888-888-888

0888 888 888

La última marcianada de la actualidad europea parece una aberración del código binario. 0888 888 888. Ese número es el nexo que une al director general de una operadora búlgada, un mafioso treintañero y un empresario más sospechoso que Falete en un gimnasio. Los tres tuvieron asignado ese número de teléfono móvil cuando murieron, dicen en extrañas circunstancias.

Define extraño

Yo no lo veo nada claro. El director general de la operadora búlgara, Mobitel para más inri (que es la concesionaria del número maldito) murió de un ataque al corazón. Extrañísimo. Carnaza para Iker Jiménez.

Claro, para que las piezas encajen, hay que dramatizar un poco el relato, y hay quien dice que pudo ser envenenado. Una explicación tan aleatoria y peregrina que a cada reflexión pierde peso como… Falete en un gimnasio.

Segundo, el mafioso treintañero. Morir en extrañas circunstancias en el gremio del defenestrado ex-cliente de Mobitel resulta un tanto rutinario (se dice que el índice de mortandad en la Mafia se sitúa entre los más elevados del sector), lo cual lubrica con demasiada y acertada fortuna las tesis de quienes ponen velas para huir del mal fario del 0888 888 888.

Y por último, el tercer propietario del reiterativo número de teléfono era un empresario al que se le indigestaron las viandas que se metió entre pecho y espalda en el restaurante indio donde probó su última cena: unos individuos irrumpieron y le dieron un postre de plomo que acabó con su vida.

Ante la duda, cancela

El pueblo búlgaro parece haber empalidecido de superchería, y ante el temor de que el número de los condenados malogre a otro desdichado usuario, la Policía ha tomado cartas en el asunto dando de baja la numeración.

¿Conoces alguna historia similar que realmente te haya llevado las manos a la cabeza por lo absurdo de la situación?

Etiquetas: ,

Deja tu comentario