Sherlock Holmes 2: Ritchie se frota las manos y ya piensa en la secuela, para 2011

280110-sherlock-holmes-2

Ritchie, que se te ve el plumero

Todo el mundo es un artista. Hasta que recibe un cheque en blanco. Ayer vi (o casi terminé de ver… porque vaya tostón) The Box, y desde luego confirmala máxima de que todo el mundo tiene un precio. Guy Ritchie lo tiene. Ignoro cuál es. Pero lo tiene. Como tú y como yo. Aunque lo neguemos.

Sherlock Holmes… under my skin

El dinerico que ha dejado en las taquillas de todo el mundo la revisión posmoderna de Sherlock Holmes bien merece revisitarlo. Hasta que no pueda más. Hasta que reviente como el hígado de un pato francés. O de un parroquiano irlandés. La secuela, en la que se anticipa un Moriarty igualmente contemporaneizado, está firmada, y quiere estrenarse en 2011. Otra franquicia, Robert Downey Jr. Quién te lo iba a decir a tí hace diez años, que estabas entrerrejas, engorilado con un monazo del tamaño de King Kong.

El bello archienemigo

El profesor antagonista a Holmes, el perfecto némesis del analítico héroe, aún no tiene rostro. Y puestos a tunear un antihéroe moderno, qué mejor que bótox-man, ese enemigo del tiempo salido bajo la piel de un pollo-anuncio. Brad Pitt se postula como canditato idóneo. ¿Estamos ante un nuevo síndrome del tipo yo-he-leido-por-ahi-que leonardo-dicaprio-va-a-ser-anakin-skywalwer? No lo creo. Pitt es coleguilla de la caterva de Guy Ritchie. Hubo buena sintonía entre ambos en Snatch (de hecho, el rubio cuarentón bajó significativamente su caché por el interés que tenía rodar con el por entonces casi desconocido director londinense).

Que va a ser casi que sí, vamos

Señores, vayan pasándose por el Ayuntamiento y pidan una licencia de franquicia. Sherlock Holmes ha llegado para quedarse.

Etiquetas: , , ,

Deja tu comentario